Home Consumo Buen Plan Vacaciones de Invierno: organizá tu presupuesto

Si estás ahorrando para irte de vacaciones en los próximos meses, prestá atención a las siguientes líneas, pueden servirte de inspiración para para gastar menos y pasarla mejor.

Lo primero es activar y decidir cuánto antes qué querés hacer. En función de eso, en vez de ahorrar para pagar a último momento, andá cancelando parte de los gastos. Esto elimina el factor ansiedad por tener pesos en la mano que se desvalorizan y a la vez te deja la certeza de que ya no te van a aumentar el precio. Incluso, si vas a pagar por adelantado, aunque sea parcialmente, y en efectivo, la idea es negociar un buen descuento.  

Tené en cuenta que, al menos por ahora, se prevé un aumento de pasajes y hoteles dentro del país es de 30% respecto al año pasado, aunque existe la posibilidad de que se produzcan algunos ajustes a la baja si el nivel de demanda y ocupación es menor al esperado. Dado el contexto macroeconómico y la caída del consumo, puede que esto ocurra pero de todos modos lo mejor es anticiparse.

Si el plan es pagar parte de las vacaciones con la tarjeta de crédito, lo primero es asegurarse de que el saldo esté en cero y no exista un alto monto de cuotas pendientes. Y también es necesario ser prudentes y realistas si la idea es comprometerse a un plan de cuotas para pagar los pasajes, la estadía  o cualquier otro servicio. En este sentido, es clave tener claro que si nos comprometemos a un plan de 12 o 18 cuotas, aun cuando sean si interés, estaremos absorbiendo recursos durante todo el próximo año o más para pagar las vacaciones “viejas” a riesgo de que surjan en ese período situaciones que demanden ser atendidas. Por ejemplo, una caída de nuestros ingresos por menor actividad laboral, aumentos mayores a lo esperado en nuestros consumos habituales, etc. No hay que perder de vista que hay vida después de las vacaciones que también debe ser pagada.

Si existe la certeza de que podremos pagar las cuotas sin que eso implique ninguna dificultad para nuestra economía de los próximos meses, entonces es una alternativa conveniente, particularmente te tienta la idea de viajar al exterior. En ese caso, definir la compra de pasajes y estadía te deja a cubierto del aumento del dólar. A continuación, respondemos 5 preguntas económicas básicas y muy frecuentes a la hora de encarar las vacaciones:

  1. ¿Conviene reservar el alojamiento por anticipado o a último momento?

La estrategia ideal para conseguir el mejor precio en el alojamiento las vacaciones es resolver con mucha anticipación, cuando todavía no están del todo claros los aumentos que van a regir la temporada, esto es abril-mayo, o bien animarse a buscar a último momento, apostando a encontrar precios bajos ante la alternativa de los propietarios y hoteleros de que el lugar les quede vacío. Como la primera opción ya pasó, estáte atenta a cualquier oferta pero casi da igual si esperás hasta hasta el final. Con plata en la mano, podés pelear una rebaja. Recordá también que si te fueras justo cuando se reinician las clases, se encuentras precios 20% más barato que en julio y que a partir de la tercera semana de agosto la rebaja es aún mayor.

  1. ¿Conviene reemplazar lugares tradicionales por algún otro menos conocido?

Muchas veces en plan de ahorrar se buscan lugares alternativos, “cerca” de los lugares tradicionales. Esto puede ser una buena idea, siempre y cuando no implique que la diferencia que hacemos en alojamiento la terminamos gastando en nafta o transporte para ir y venir porque no es suficiente la oferta de salidas y entretenimiento. Esto es particularmente importante si tocan días de lluvia.

  1. ¿Cuándo conviene ir en auto?

Depende el costo total de los pasajes a comprar más el costo de movilidad en el lugar elegido para las vacaciones comparado con el gasto total en nafta, peajes y eventuales estacionamientos.

  1. ¿Conviene llevar “víveres” desde casa?

Sí. En los centros turísticos en temporada alta los precios, en promedio, son 20% más caros; sin tener en cuenta los precios de salidas o comer afuera, donde las diferencias pueden superar 40% (pero no hay forma de llevarse el restaurant en el auto). Si tenés lugar en el auto además de tus bártulos y los de toda tu familia, adelante, lleváte todo lo que puedas.

5. ¿Sirve planificar las salidas y actividades?

Puede ser útil pero puede resultar estresante tener que seguir un plan también en vacaciones…Lo más importante a la hora de administrar el dinero en vacaciones es manejarse con un presupuesto y definir con antelación en qué una está dispuesto a gastar más y qué puede resignar. Por ejemplo, si se prefiere gastar más en salidas que en la vista del hotel. Con esos lineamientos generales, ya tenés gran parte del trabajo hecho. El resto es relajarse y disfrutar.