Home Consumo Precios Claros y Cuidados: para qué sirven (y para qué no)

A una semana de renovar el plan Precios Cuidados, el Gobierno presentará finalmente el viernes 13 la plataforma Precios Claros (www.preciosclaros.gob.ar), una herramienta para comparar precios de supermercados que, si bien no tiene ninguna utilidad en el combate contra la inflación, puede ser una herramienta eficaz  para las consumidores a la hora de defenderse mejor de los aumentos. En ambos casos es importante tener claro qué ventajas tiene cada iniciativa y, sobre todo, qué problemas NO resuelve ni la página web ni el acuerdo de precios. A saber:

Precios Claros:

  • Se trata básicamente de un comparador de precios que permite identificar el precio más bajo de cada producto y la ubicación de su punto de venta. Los ordena por precio (más bajo) y cercanía y se informan hasta 2 promociones.
  • Sólo las cadenas y establecimientos que facturan más de 650 millones de pesos están obligados a informar sus precios en esta web, con lo cual es probable que en algún almacén de barrio o súper chino (tampoco incluídos), se consigan precios más económicos que los informados a través de esta plataforma.
  • La herramienta tampoco incluye a los mayoristas, donde en promedio se pueden obtener un ahorro de hasta 30% en el valor total de la compra.
  • Tampoco todos los productos deben ser informados. Se acordaron 109 categorías de productos, de los cuales las grandes cadenas deben informar todas las marcas y variedades disponibles pero existen categorías enteras que no figuran. Por ejemplo, aceite de oliva. Los comercios pueden voluntariamente informar esos precios.
  • Una característica interesante de la plataforma es que habilita la posibilidad de armar la propia lista e ir comparando la evolución de los precios semana a semana. En alguna medida, cada consumidor puede originar su propio índice de inflación familiar, de acuerdo a la evolución de los precios de la canasta propia.
  • Esta info es útil porque facilita el control de gastos. Si se detecta que la lista sube por encima del presupuesto disponible, entonces resulta más sencillo identificar dónde se puede suprimir algún producto o reemplazar su marca por otra más barata.

Precios Cuidados

  • El programa estará vigente hasta el 30 de septiembre y amplió la cantidad de productos, ahora incluye cortes económicos de carne y también alguna variedad de frutas y verduras (pocas)
  • Aunque en general se trata de precios comparativamente bajos, en algunas categorías se pueden encontrar precios más ventajosos en comercios de cercanía que no suscribieron el acuerdo de Precios Cuidados. Esto es particularmente cierto en carnicerías y verdulerías.
  • Es importante tener en cuenta que a precios actuales, los que están bajo el programa oficial no necesariamente son los más baratos pero es probable que en los próximos meses sí lo sean. Esto porque el acuerdo implica que los Precios Cuidados no aumentarán hasta octubre, lo que sí puedo ocurrir con los precios en otros comercios que hoy están más baratos.
  • Otro dato importante a tener en cuenta es que, dado la fuerte caída del consumo (2,3% en lo que va del año), los supermercados dan batalla a fuerza de promociones y descuentos que no suelen aplicar sobre los productos de Precios Cuidados. Por eso, a veces conviene más aprovechar la promo que comprar con los precios del acuerdo. A sacar la calculadora y hacer las cuentas.

Dejar un comentario

Doce + siete =