Home Consumo Tu auto ¿Pensando en cambiar el auto? Adelante, es un buen momento

Por la caída en las ventas de autos a Brasil, que atraviesa una profunda crisis económica, tanto las fábricas de autos en la Argentina como las concesionarias están ofreciendo descuentos y promociones cada vez más agresivos, que en algunos casos alcanzan y superan el 20% del valor del vehículo.

Entonces, si estás pensando en comprar un auto nuevo, este es un buen momento. Por qué:

Descuentos y promociones. Hay para todas las marcas y modelos. Pero desde el mismo sector aseguran que son insostenibles en el tiempo por el impacto en los márgenes de rentabilidad del comercio.

Precios planchados. Por el mismo motivo, tampoco deberían durar mucho tiempo más. Pero lo cierto es que el dólar estancado y las dificultades económicas tanto en la Argentina como en Brasil hacen que los fabricantes tengan mucha cautela a la hora de subir los precios. Hay casos de modelos fabricados en Brasil que apenas superan su costo industrial.

Facilidades de pago. Las mismas terminales ofrecen créditos muy atractivos, en cuotas con tasa cero interés durante los primeros 12 o 24 meses y tasas reducidas para plazos más largos, con la intención de levantar la venta. Hay buenas ofertas en todas las marcas.En algunos casos llegan al 20% del precio de lista del auto. Son $ 30 mil, $ 40 mil y hasta $ 50 mil o $ 60 mil en algunos modelos.

De todas maneras, si estás pensando en cambiar el auto tené en cuenta que así como podés conseguir buen precio en un auto nuevo, no vas a poder sacarle tanto dinero al usado, ya que el precio bajo del cero kilómetros impide hacer buen negocio con el auto usado. Ni hablar si la idea es directamente cambiarlo en la concesionaria en vez de venderlo por tu cuenta. Además de los descuentos y bonificaciones, tanto las fábricas como los comercios están ofreciendo planes de financiación atractivos propios y también a través de distintos bancos.

En general, las propuestas van de planes propios con financiación del ciento por ciento del auto –con cuotas cero interés, cuotas fijas, la posibilidad de retirar el vehículo comprado a través de planes de ahorro a partir de la segunda cuota, sin esperar licitación o sorteo– a bonificaciones en distintas instancias.

Los planes de ahorro siguen siendo la principal modalidad de compra. En una nota del año pasado te contamos de qué se tratan y qué cuestiones tenés que tener en cuenta antes de ingresar a un plan de este tipo.

Para pensar:

En definitiva, este es un buen momento para comprar un vehículo, pero es importante analizar primero todas las opciones.

Por ejemplo: ¿conviene al contado o financiado? Si es financiado, ¿con los planes de la propia automotriz o concesionaria o a través del banco con un préstamo personal? En esos pequeños grandes detalles se va gran parte del presupuesto

Por compras de contado, a veces hay un descuento extra. Y los intereses del banco para un préstamo pueden ser iguales o menores a ese monto. Por el mismo motivo, hay que averiguar cuáles son los costos administrativos si se pide el crédito al vendedor y compararlos con los del banco. Muchas veces, la financiación no bancaria es más barata porque resulta un gancho para atraer al comprador.

En contrapartida, el compromiso es más largo. En ese sentido, no es lo mismo sacar un préstamo personal que uno prendario ya que en el primer caso, podés vender el auto y seguir pagando el crédito sin necesidad de cancelar toda la deuda. En los créditos prendarios, además, suele haber condiciones especiales como la de mantener la compañía aseguradora asignada por la concesionaria.

Artículos Similares

Dejar un comentario

cinco × cinco =