Home Dinero Tu negocio Cupones

¿Cuántas veces compraste o usaste las megaofertas de los cupones online? Al menos una vez, seguro. Así como vos, hay un montón de gente dispuesta a aprovecharlos. Entonces, si estás en plan de hacer crecer tu negocio ¿por qué no usarlos para vender en vez de comprar?

• Lo primero que tenés que tener muy claro es que ofrecer tu producto o servicio a través de este sistema es una estrategia publicitaria, no comercial. Esto quiere decir que no apunta a aumentar la ganancia sino a hacerte conocida. Tomálo como una inversión.

• ¿Cómo funciona? Tenés que estar dispuesta a ofrecer precios irrisorios por algunos de tus productos o servicios y la empresa de cupones a la que te asocies, que inicia la campaña a través de su web y de su extensa base de datos de correos electrónicos, se queda con una comisión por cada comprador, que puede llegar a 50% de la operación. Alguna de las empresa, te permiten que te contactes con ellos a través de sus páginas web.

• El desafío está en fidelizar a los clientes que te conocen a través de esta irresistible oferta para que su próxima compra sea pura facturación para vos. Un dato interesante en el caso de que vendas productos es que 25% de los casos en que alguien compra con cupones, se termina llevando algo más a precio normal. Y un porcentaje similar es el que reincide en una nueva compra, sin cupones. Aumentar ese porcentaje es tu gran trabajo.1+

• Para decidir qué oferta se va a publicar, contás con el asesoramiento de la empresa de cupones. Es clave hacer una estimación apropiada de la demanda que podés llegar a tener para poder satisfacerla como corresponde y que todo el esfuerzo no termine siendo contraproducente.
• Es súper importante que el servicio sea impecable ya que la lógica de esta estrategia es que conquistes al cliente y no que se vaya espantado porque lo menospreciaste. Si te vas a hacer publicidad, que sea buena ¿no?

IMPORTANTE:  si te da buenos resultados, podés repetir pero no abuses del sistema porque la gente se va a acostumbrar a no querer pagar nada por consumir de lo tuyo. Fijáte este caso:
“Yo tengo claro que cada vez que publico una oferta en Groupon no le voy a sacar ganancias, es pura publicidad”, dice Micaela Chillemi, dueña de la tienda online de diseño MikDeko. Micaela empezó su negocio hace cuatro años cuando todavía no había estallado el boom de los cupones de descuento. Fue una de las primeras en implementar una campaña y se volvió una experta en maximizar los beneficios. “Me sirvió mucho porque yo no tengo local a la calle sino que vendo por internet y tengo un showroom para el retiro de productos. La clave está en no hacer envíos así cuando vienen a retirar lo que compraron con los cupones, se llevan algo más. Siempre te compran algo y, si no, al menos ya te conocen y saben qué tenés”, dice

 

Dejar un comentario

4 × 4 =